miércoles, 16 de enero de 2013

Dominio motor y corporal


En los siguientes ejercicios vamos a desarrollar el contenido del bloquede educación física “Dominio motor y corporal desde un planteamiento previo a la acción.”

Para llevar a cabo este contenido, creemos conveniente dividir el dominio motor y corporal en cuatro vertientes, como son la coordinación motriz global, motricidad fina, esquema corporal y la lateralidad.
Para hacer un estudio ajustado a la edad de los alumnos, cada uno de estos apartados se desarrollará durante una sesión distinta.

1.       Coordinación motriz global: Entendida como la coordinación de las contracciones de distintos grupos musculares que producen un movimiento adaptado a la meta buscada.
Para desarrollar dicha coordinación, efectuaremos una sesión colectiva con todo el grupo clase.
Para comenzar, les pediremos que troten por todo el gimnasio, y que cuando pare la música deben dar saltos en el sitio. Este proceso le repetiremos dos veces y cambiaremos el salto por:
Sentarse,  subir a las espalderas y bajar, quedarse apoyado sobre un único pie, flexiones…
A la hora de desplazarse, se pueden incluir las variantes de caminar hacia atrás, en puntillas, recorriendo las líneas marcadas en el suelo…
La otra actividad que proponemos para desarrollar la motricidad global se realizará llevando a cabo diferentes tipos de salto, como los siguientes:
Pies juntos sin y con impulso
Pies separados con y sin impulso
Un único pie de apoyo.

2.       Motricidad fina: Entendida como la coordinación de movimientos que solicitan el uso de la mano en relación con la visión.
Para desarrollar este aspecto de la motricidad, hemos decidido hacer un circuito que deberán realizar por grupos de 5-6 personas cada uno. Cada una de las estaciones representa un juego tradicional de forma que a la vez que desarrollamos citada cualidad fomentamos el patrimonio cultural que rodea al alumnado.
Las estaciones a desarrollar son las siguientes:
a)      El juego de la rayuela:
En esta estación, los niños deberán, utilizando las marcas ya efectuadas por el profesor, jugar a la rayuela. Para ello, deberán lanzar una pequeña piedra primero al cuadrado con un uno, la siguiente ronda al dos… y recorrer el dibujo apoyando un único pie en cada cuadrado y recogiendo la piedra al volver.

b)      Saltar a la comba:
En esta estación el alumnado deberá saltar la comba entrando por “el lado bueno” y “el lado malo”, saltar una única vez o varias, de dos en dos o uno sólo, con dos cuerdas a la vez… De esta forma fomentaremos la creatividad del alumnado a la hora de participar en clase.

http://t3.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcRJT9Abv1Xn8F_D0PKCEuZE5tZoR-QUJIwQ3BfIaAKuU6F8L9z79ghttp://t3.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcRJT9Abv1Xn8F_D0PKCEuZE5tZoR-QUJIwQ3BfIaAKuU6F8L9z79g
c)       La Rana:
En esta estación se promoverá el juego autóctono “La Rana” consistente en introducir un determinado número de fichas o discos de hierro o tejos en los múltiples agujeros que existen en la mesa de la rana. Algunos de ellos tienen obstáculos que dificultan la precisión del lanzamiento.


d)      La Calva
En esta estación, los niños practicarán el deporte de “la calva” consistente en derribar el morrillo con la calva. El morrillo es una piedra o tubo de hierro de forma cilíndrica y la calva una pieza de madera con ángulo obtuso, con una abertura de 100-120º. Esta actividad será realizada en el foso del colegio.


3.       Esquema corporal: Entendida como la representación que tenemos de nuestro cuerpo al estadio estático o dinámico y que nos permite de adaptarnos al medio exterior.
La primera de las actividades que proponemos para esta sesión la realizarán por parejas.
Todas excepto una, permanecerán dentro de un aro, la que no tiene permanecerá en el medio de todos ellos y deberá nombrar una parte del cuerpo, el resto de parejas deberá juntar dicha parte. Si alguna pareja falla, debe abandonar el aro. Si la pareja sin aro en vez de decir una parte dice un objeto, todos deben ir a tocar dicho objeto y volver a ocupar un aro.

Dividiremos a la clase en dos grupos, para que la participación sea más alta.
En cada una de estas partes habrá un “director” que se convertirá en lo que él quiera: un bebé, un perro, una pelota… el resto del grupo debe reconocer en qué se ha convertido.
Basándonos en este esquema, se introducirán tantas variantes como queramos, nosotros proponemos las siguientes:
Fenómenos atmosféricos (taparse de la lluvia, tumbarse al sol…)
Estados de ánimo (sonrisa, llanto, rabia…)
Deportes (lanzar a canasta, marcar un gol…)
Profesiones (estudiante, pintor, cantante…)

4.       Lateralidad: Entendida como la predominancia de cada una de las partes simétricas del cuerpo.
Para desarrollar está sesión empezaremos pidiendo a los niños que, por grupos de 4-5 personas, dibujen un recorrido de unos 10 cm de ancho en el que puede haber curvas, tramos rectos… y de dos metros de largo aproximadamente. Después, deberán usar dicho recorrido para guiar una chapa por él, primero con su mano dominante y una vez finalizado con la no dominante.
Al finalizar dicha actividad, se dotará al alumnado de un balón de baloncesto, deberán botarle con su mano predominante  y después con la no dominante.
La siguiente actividad consistirá en formar 4 grupos y distribuirles en fila india.
El primero de cada grupo tendrá un balón, que deberá entregarle al compañero que tenga detrás suyo, cuando el balón llegue al último componente, éste saldrá corriendo, y ocupará la primera posición. El balón se tendrá que pasar por el lado que el docente indique en cada ocasión: Derecha, izquierda, arriba, abajo…
Para finalizar la sesión, se trabajará por parejas, en las que uno de ellos deberá llevar los ojos vendados y el otro lo guiará por todo el espacio. Se intercambian los papeles.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada